diciembre 8, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Sector agropecuario dominicano fue fuertemente golpeado por Fiona

Hasta el momento no se puede hablar de desabastecimiento de productos agropecuarios en la República Dominicana producto del paso del huracán Fiona, pero en las zonas que resultaron afectadas por el fenómeno se producen artículos importantes de la canasta básica.

El Este es muy importante en materia agropecuaria para algunos sectores, por ejemplo, para el tema del cacao, el este y el nordeste, incluyendo Monte Plata, La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, Nagua y San Francisco de Macorís, está la cuenca cacaotalera más importante del país», expresó el director ejecutivo del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Hecmilio Galván. «Obviamente, San Francisco no fue la más afectada, pero sí el Bajo Yuna, pero hay grandes pérdidas del cacao”. 

Añadió que en esa zona señalada hay cerca del 80 % del cacao que se produce en la República Dominicana. Además, dijo que en materia arrocera también hay grandes daños en la provincia María Trinidad Sánchez, así como en La Altagracia y Hato Mayor, incluyendo Sabana de la Mar.

“Hay grandes daños ahí, entre todos pudiera haber cerca del 15 o 16 por ciento de la producción de arroz del país en esa zona. Sobre todo, en Nagua es que más hay arroz, porque hay cerca de un 12 por ciento en la zona este del país”, dijo.

Señaló que, en materia de coco, en la zona afectada se produce el 90 % de la producción nacional y esta fue severamente dañada. Explicó que cerca del 15 % de la producción nacional de plátanos pertenece a la zona impactada.

Además, entre un 5 y 10 % de la producción nacional de yuca también se cosecha en la zona afectada por el huracán Fiona.

Asimismo, el este es la principal zona cañera del país y se cosecha cerca del 90 % de la producción nacional de chinola, jengibre, ñame y yautía.

Hay sectores que van a sufrir y, obviamente, la ganadería bovina que también ha sufrido, no tanto como los otros sectores por razones obvias, pero sí ha sufrido. En cuanto a la ganadería, el este y el nordeste deben de representar el 40 por ciento de la ganadería del país. Después la completan la zona de Puerto Plata, el sur y la Línea Noroeste, y en el Cibao Central, algo, pero el este tiene mucha ganadería, sobre todo de carne”, explicó el director del FEDA.

“Nosotros, como gobierno, estamos trabajando en los planes para apoyar a esos sectores”, aseguró.

Prórroga para pagar deudas

De acuerdo a Eric Rivero, asesor agropecuario del Poder Ejecutivo, el Gobierno dominicano le dará una prórroga para pagar sus préstamos a los productores que resultaron afectados por el huracán Fiona y, también, se les facilitará más recursos para que puedan reconstruir y relanzar su producción.

“La ganadería, que es la principal actividad del sector agropecuario en el este, ha sido muy afectada en cuanto a las instalaciones, sobre todos los alambres y los accesos básicamente. Realmente han sido demasiadas explotaciones que han sido afectadas, pero el Gobierno ya está respondiendo, y poco a poco volveremos a la normalidad”, expresó Rivero.

Dijo que el presidente Luis Abinader anunció que van a dar plazos los pagos de las deudas e inyectarán nuevos recursos a los que necesiten para reactivar las actividades.

“La deuda a los productores se les va a prorrogar hasta siete años y se le facilitará crédito a tasa cero a los afectados. A pesar de tener créditos, se les facilitarán más recursos para que puedan reparar y relanzar su producción”, enfatizó el funcionario.  

Producción de leche  

Rivero, quien también es presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche), dijo que de la zona afectada salen cerca de 350,000 litros de leche diariamente, pero que no todo está comprometido, porque «la rápida intervención de las autoridades» ha permitido habilitar las carreteras y algunos caminos vecinales para que la producción pueda salir.

“Los primeros días de la tormenta sí, hubo problemas. Solo en Hato Mayor en los primeros dos días se dejaron de producir cerca de 10 millones de pesos por lo que hubo (el huracán), pero ya, gracias a Dios, poco a poco se va armando nuevamente la rueda de la producción y ya los centros de acopio que estuvieron dos o tres días sin poder recibir leche, porque no podía llegar, ya se están comenzando a dinamizar”, explicó.

Señaló que hay ganaderos que perdieron muchos millones de pesos en empalizadas y en instalaciones en sus fincas.

“Son situaciones que sabemos que las vamos a recuperar, porque ese es el espíritu del productor, de siempre salir hacia adelante”, enfatizó.

La agropecuaria fue uno de los sectores más afectados por el paso del huracán Fiona el pasado lunes por la República Dominicana. Dejó pérdidas importantes en las siembras de varios rubros.

Impacto en la ganadería

“Esto está todo desbaratado, todas las empalizadas están en el suelo, todavía el ganado anda todo suelto. Todas las casas de los empleados, las enramadas de ordeño, se fueron abajo. El que tenía gallinaza para echarle al ganado se les mojó, los depósitos de alimentos se mojaron y se fueron al suelo”, expresó el productor ganadero, Rafael –Chago- De la Cruz, presidente del Consejo provincial de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) en El Seibo.

Asegura que, “si Dios no mete su mano”, podrían ir a la quiebra.

“A mí se me murieron siete becerros de ordeño porque les cayó la enramada arriba. Hay otros ganaderos que perdieron entre dos, tres y cuatro animales. Hay otros que han perdido 10 y 12 animales; se han perdido bastante animales, pasan de 50 cabezas de animales las pérdidas”, estimó.

De la Cruz señaló a Diario Libre que hay productores que todavía no han podido llegar a sus fincas en vehículos y los empleados han entrado por otras vías, por fincas ajenas.

“La zona este del país es prácticamente la zona ganadera número uno del país. Aquí El Seibo, Higüey y Hato Mayor son provincias totalmente hateras, son fincas grandes que tienen muy buena ganadería y hay ganadería de carne y de leche”, dijo.

De la Cruz puso como ejemplo que a una sola persona se le afectó una finca de casi 1,000 tareas sembradas de plátanos. «Y se les fue toda. También el cacao se fue abajo, la yuca, el arroz en Miches, eso fue una cosa fuera de serie. Es decir, que en esta zona dio duro el huracán”, indicó.