octubre 4, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Enfermedad renal crónica no discrimina sexo ni edad a la hora aparecer en organismo

El cuidado de los riñones es fundamental para todas las personas, ya que estos eliminan las sustancias de desecho o toxinas producidas por el cuerpo y mantienen en balance los electrolitos y el agua.

Ronald Valdez Imbert, coordinador del Departamento de Nefrología de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), indica que estos órganos liberan tres hormonas importantes: la eritropoyetina, que estimula la producción de glóbulos rojos en la médula ósea; la renina, importante para la regulación de la presión arterial, y la forma activa de la vitamina D, que permite mantener el calcio dentro de los huesos.

La enfermedad renal crónica (ERC), que a menudo no da signos ni síntomas, se define como el daño estructural o funcional del riñón, evidenciado por marcadores de daño (examen de orina, laboratorios de sangre o imágenes diagnosticas) o por una tasa de filtrado glomerular (TFG) menor a 60 ml/minutos por un período igual o mayor a tres meses, independientemente de la causa que lo provocó.

Esta condición implica la pérdida gradual y permanente de la función de los riñones, desencadenando complicaciones cardiovasculares, anemia, hipertensión, alteraciones óseas, deterioro nutricional y funcional, e inclusive muerte de los pacientes.

El nefrólogo-internista afirma que esta es una entidad sumamente frecuente, se estima que provoca al menos 2.4 millones de muertes al año.

Estadística
Según estadística del Center for Disease Control and Prevention (CDC), uno de cada siete individuos americanos padece de ERC, nueve de cada 10 con algún grado no lo sabe y en dos de cada cinco es severa. Se debe destacar que afecta todas las edades, pero es más frecuente en edades más avanzadas (>65 años).

Este problema se puede presentar en todas las razas, siendo la más frecuente la raza negra.
Falla renal
La diabetes es el principal factor de riesgo de enfermedad renal y es la causa más frecuente de falla renal. La concentración elevada de azúcar sanguínea que provoca la diabetes daña los riñones y disminuye su capacidad de depurar (es decir, limpiar) de la sangre los desechos y el líquido. Con el tiempo, esto causa enfermedad renal.

Asimismo, la presión arterial alta es un importante factor de riesgo de enfermedad renal y, después de la diabetes es la segunda causa más frecuente de falla renal.

El médico destaca otras causas como las enfermedades glomerulares de origen autoinmune (nefritis lúpica, enfermedad membranosa, vasculitis por ANCA, entre otras) que no son tratadas y persisten; también condiciones genéticas como la poliquistosis renal hereditaria. Se estratifica en estadios.

Cada estadio se relaciona con la tasa de filtración glomerular (TFG) y con la capacidad de los riñones para depurar los desechos y eliminar el líquido extra de la sangre. Cuanto mayor es la etapa, peor está la enfermedad renal y peor funcionan los riñones.

Primeras etapas
La ERC en etapa 1 y 2, los riñones aún funcionan bien, por lo que quizá no tenga síntomas. Quizá tenga otras señales de daño renal, como por ejemplo la presencia de proteínas en la orina.

En la etapa tres, los riñones no hacen como es debido su función de depurar los desechos y eliminar el líquido extra de la sangre.

Estos desechos se pueden acumular en el organismo y empezar a causar otros problemas de salud, como la presión arterial alta y las alteraciones en los huesos. Podrían empezar a aparecer síntomas, tales como la debilidad, el cansancio o la hinchazón de pies y manos.

Con el tratamiento de las causas, las modificaciones del estilo de vida y agregando medicamentos que ayudan a frenar la progresión de la condición, muchas personas que están en la etapa tres no progresan a las etapas cuatro o cinco.

En la etapa cuatro se puede evidenciar la disminución de niveles de hemoglobina directamente inducida por niveles bajos de eritropoyetina, al mismo tiempo vemos disminución del calcio e incremento del fósforo y hormonas paratiroides (PTH) como respuesta del calcio bajo.

Es importante acudir periódicamente al nefrólogo (el médico de los riñones) para planificar de antemano los posibles tratamientos para la falla renal, que incluyen diálisis y trasplante renal.

La etapa cinco, los riñones están a punto de fallar o ya fallaron. Cuando estos fallan, las únicas opciones de tratamiento que permiten seguir con vida son la diálisis y el trasplante renal.

Realidad

— Factores de riesgo
La diabetes y la presión arterial alta son los principales factores de riesgo de enfermedad renal a nivel mundial.

Recomendación
Es de suma importancia el diagnóstico oportuno para frenar la progresión de esta enfermedad. Identificando los factores de riesgo que pueden contribuir a la ERC se distinguen aquellos que incrementan la susceptibilidad.

Es importante acudir a chequeos preventivos, y de inmediato, si siente alguno de los síntomas que hemos mencionado.