LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Los clubhouses de visitantes, un gran dolor de cabeza en la Lidom

Los jugadores se han quejado agriamente de las condiciones de esas instalaciones

Los clubhouses de visitantes, un gran dolor de cabeza en la Lidom

La Liga Dominicana de Béisbol (Lidom) tiene habilitados cinco estadios para jugar pelota durante la temporada otoño-invernal, el estadio Quisqueya Juan Marichal, compartido entre Tigres del Licey y Leones del Escogido; el Julián Javier de San Francisco de Macorís; el Tetelo Vargas, de San Pedro de Macorís; el estadio Cibao, de Santiago y el Francisco Micheli, de La Romana.

Con el paso del tiempo los equipos se han preocupado por darles las mejores condiciones a sus jugadores en el clubhouse que utilizan cuando son dueños de casa.

Pero el que usa el equipo que los visita, no ha corrido con la misma suerte.

Las condiciones y las facilidades que presentan los clubhouses de visitantes en los antes mencionados estadios han sido un tema de discusión desde hace años y varios peloteros de alto nivel se han quejado agriamente del estado en el que se encuentran.

Poca comodidad, falta de agua caliente, aires acondicionados que no funcionan y muchas otras quejas fueron expresadas recientemente por jugadores como Robinson Canó, Juan Francisco, Marcell Ozuna y otros se quejaron agriamente en entrevistas en “Abriendo el Podcast” durante el torneo invernal.«Uno no puede ni sentarse en una silla cómoda, ni prepararse para el partido en el mismo estadio cuando uno está de visitante, porque simplemente no hay opciones para eso»Robinson CanóJugador de los Padres de San Diego“

El retirado Carlos Gómez calificó de “pocilgas” los clubhouses de visitantes de la pelota local.

La historia no ha cambiado mucho. 

Diario Libre visitó en esta semana los estadios del este, el Tetelo Vargas y el Francisco Micheli y las impresiones causadas por la condición en la que se encuentran ambas facilidades son muy distantes.

En el caso del estadio Tetelo Vargas las condiciones están muy por debajo de los estándares que debe tener un estadio profesional.

Los espacios para que los jugadores visitantes puedan sentarse son estrechos y en vez de sillas cómodas se ven tablas donde están supuestos a sentarse.

Los baños se ven oxidados y manchados y el agua acumulada, a pesar de meses de haber terminado la temporada local. 

Personas que pidieron no ser identificadas dijeron en el Tetelo Vargas que el Ministerio de Deportes había hecho un levantamiento en dicho parque y que existía la posiblidad de que la situación de los camerinos sea atendida.

En la otra cara de la moneda está el camerino de visitantes del Francisco Micheli de La Romana, las condiciones que presenta el mismo permitirían iniciar la temporada de LIDOM 2022-23 sin ningún tipo de inconvenientes mañana mismo.

En conversaciones con personas encargadas del Francisco Micheli informaron que la facilidad tiene un personal que está pendiente de que la misma se mantenga en las mejores condiciones posibles todo el tiempo y no se facilita para celebrar ningún tipo de actividades que no sean referentes al torneo de béisbol profesional dominicano. 

En otro orden, el terreno de juego de “El Corral” está recibiendo un acondicionamiento de lujo que se espera sea entregado para el 1ero de septiembre, un par de semanas antes de la fecha estimada del inicio de los entrenamientos de los Toros del Este.

Recientemente, los presidentes de Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas, Ricardo Ravelo y Quilvio Hernández, defendieron las condiciones óptimas de los clubhouses de locales y la diferencia con los de visitantes.

En el caso de Hernández, dijo que la Liga debería trazar un estándar y asumir que se cumpla en todos los parques.