diciembre 8, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Abinader: «Yo no me voy a ir a una reforma constitucional que no sea de consenso»

El mandatario aseguró que no «conquistará senadores, ni diputados» para ello

Abinader: Yo no me voy a ir a una reforma constitucional que no sea de consenso
Presidente Luis Abinader y Rafael Toribio, presidente del CES

El presidente Luis Abinader reiteró este martes que no se le realizará una reforma a la Constitución dominicana a menos que la misma cuente con la base del consenso de toda la Asamblea Nacional y que no «conquistará senadores, ni diputados» como se hizo en el pasado por medios «no correctos».

El mandatario indicó que, si se llega a formalizar la reforma a la Carta Magna, la misma será porque, tanto la sociedad como los partidos políticos, estén convencidos de que se debe realizar.«Lo que ustedes puedan estar seguro que yo no me voy a ir a una reforma constitucional que no sea de consenso de toda la asamblea; yo no voy a conquistar diputados ni senadores como hicieron en el pasado por medios no correctos»Luis AbinaderPresidente de la República“

Al participar en una reunión con los miembros del Consejo Económico y Social (CES), donde recibió un informe de los avances de las mesas temáticas del Diálogo por las Reformas, el mandatario aseguró que más de un 80 % de la sociedad está a favor de que el Ministerio Público sea independiente, pero que en cambio la sociedad política aún no lo quiere y que eso es lo que deben explicar.

“Yo lo que he hecho fue desprenderme del poder que tengo. Yo me he desprendido del poder de administrar un Ministerio Público y creo que ha sido correcto haberlo hecho y ya que sea la sociedad que los juzgue, por qué ellos quieren controlar la justicia, yo no la quiero controlar y no quiero que ningún presidente la controle», sostuvo el presidente.

Precisó que si no hay votos para que se realice esa modificación, no hará nada para conquistarlo, «ellos pueden tener cuidado porque no voy a actuar igual que ellos».

Dijo que la política de su gobierno es de colaboración y de consenso, por lo cual plantearon la reforma constitucional con el objetivo de institucionalizar el país.

Abinader señaló que está al tanto de que muchos sectores tienen temor de que se puedan implementar otras medidas, pero garantizó que no está en discusión ninguna cláusula de la Constitución que tenga que ver con la elección presidencial.

«Modificar que un presidente, en ejercicio, modifique cláusulas constitucionales para mí no es ético hacer eso y esa es mi posición. Yo sé que ellos (partidos de la oposición), tienen su temor porque lo hicieron en el pasado y cada uno de los que se están oponiendo modificaron la Constitución para extender o tener la posibilidad de volver y ese no es el caso», sostuvo el mandatario.

Manifestó que no actúa de esa forma y en ese aspecto ha sido reiterativo, pues el único objetivo de tocar la Constitución es para institucionalizar el país a través de un Ministerio Público independiente y de que otros organismos como los miembros de las Altas Cortes sean apartidistas y apolíticos.

En ese sentido, dijo que si se logra la reforma con el consenso de todos los sectores, se le pondría un candado para que no se tenga el temor de que cualquier presidente pueda cambiarla para beneficio personal.

«Instalar ese candado es sumamente necesario para la democracia dominicana y el pueblo puede estar seguro que no tiene ningún temor en mi caso, pero lo puede tener en el futuro y esa es mi preocupación, para nosotros eliminar en el futuro todos esos temores de que venga un presidente a utilizar su poder para beneficio personal», dijo el mandatario. 

Partido de la oposición

Tras los pronunciamientos del mandatario, los representantes de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y la Fuerza del Pueblo reaccionaron.

En ese sentido, el vicepresidente del PRD, Héctor Guzmán, señaló que su partido pensó que después de las opiniones expresadas por el consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, sobre el proyecto de reforma constitucional en el marco del cierre de los trabajos de la mesa técnica del CES, el gobierno dedicaría sus esfuerzos a enfrentar los graves problemas del desempleo, inseguridad, violencia y altos costos de los alimentos generados por la crisis que vive el país y no a continuar con el tema de la reforma.

Indicó que que resulta lamentable que el presidente Abinader insista en ese tema que ya ha sido considerado por los partidos de oposición como inoportuno, innecesario e inadecuado.

“Reiterar los mismos argumentos ya rechazados por la oposición, especialistas en materia constitucional y la mayoría de la población no es lo más conveniente para el gobierno ni para el país”, sostuvo Guzmán.

Mientras que el delegado suplente de la Fuerza del Pueblo, Javier Ubiera, sostuvo que el hecho de que el Gobierno comience a retroceder en su intención de una reforma constitucional empieza a verse como una victoria a favor del pueblo dominicano. RELACIONADAS

Partidos de oposición se retiraron oficialmente de la mesa de discusión de la reforma constitucional

Sostuvo que la oposición liderada por el partido Fuerza del Pueblo y Leonel Fernández ha mostrado en más de una ocasión su oposición a la reforma por entender que no es lo que se necesita en el país en momentos de crisis.

 “El país más bien lo que quiere es soluciones en la economía que está tan mal en nuestra República Dominicana con una inflación altísima, un descontrol de los precios abismal, un incremento de la delincuencia y, por igual, grandes índices de desempleo por lo que la sociedad dominicana no quiere ahora una reforma, no es una necesidad”, señaló Ubiera.

El dirigente político dijo que el Gobierno toma medidas que no favorecen a la clase pobre y sí a los que más tienen, al tiempo que sostuvo que la opinión anterior del Gobierno era que la reforma a la Constitución iba con o sin los partidos políticos y ante la negativa de las principales organizaciones partidarias se ha dado cuenta de que es imposible realizarla, ya que para dicha modificación constitucional es necesario un pacto social.

Aseguró que la propia Constitución establece que el Ministerio Público tiene independencia en su funcionabilidad, en administración y también de forma presupuestaria, por lo cual no es necesario modificar la Carta Magna para otorgar esa independencia que el Poder Ejecutivo quiere.

Sostuvo que en todo caso si se quiere fortalecer el MP se debe hacer a través de la ley que rige ese ministerio y no a través de la Constitución.