septiembre 25, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

La delincuencia es mayor preocupación de residentes en barrio Villas Agrícolas

Desamparados. Los moradores en esta populoso barrio capitalino dicen sentirse abandonados debido a que los responsables de protegerlos “brillan por su ausencia” y cuando van se unen a los que cometen los delitos

Aunque padecen la falta de agua, energía y la deficiente recogida de basura, la delincuencia  es la mayor preocupación de los residentes en el sector Villas Agrícolas, ubicado en la zona norte de la capital.
Según los pobladores de este sector, los delincuentes son los encargados de dar “la bienvenida” a sus visitantes y esto se ha vuelto un problema latente, tanto así que aseguran que no es una temática nueva para ellos, llevando a algunos hasta a “tomar la  justicia por sus propias manos”.
“Joven guarde ese celular que ahorita le dan el recibimiento de un arrebato”, fueron las primeras palabras al abordar a Juan Ignacio Lora, quien tiene 20 años residiendo en la zona. Aquí las quejas por la falta de agua, luz o recogida de basura, son ignoradas, según la respuesta común de todos los entrevistados.  Es que la delincuencia, en muchos casos “apañada” por el personal responsable de salvaguardar a los moradores, ha llevado a los malhechores del entorno a sacar “provecho” de esa alianza irregular.
“Los ladroncitos esos han quitado celulares, pistolas, motores  y vidas. Al final todo se queda igual, para qué uno va a denunciar si los que tienen que buscarlos y llevarlos presos los están ayudando”, declaró Juan Ignacio Lora.
Matan a dos
Un evento que salió a la luz dentro de las conversaciones fue la muerte de dos jóvenes que se dedicaban a delinquir y cometer asesinatos a sueldo en diferentes puntos de la capital pero sus actividades delictivas tenían como centro a Villas Agrícolas.
“Brayita” y “Alfonsito”, esos eran los apodos de los jóvenes ultimados durante un enfrentamiento la semana pasada con la Policía Nacional, que los persiguió luego de un asalto a mano armada.
“Esto ese día parecía la guerra entre Rusia y Ucrania de todos los tiros que sonaban, la gente se escondía en los colmados y casas más cercanas”, relató Jazmín Sánchez.
Otros vecinos citaron que estos sujetos, junto con otros grupos de “menores”, tienen la comunidad en asedio, agregando que quienes salen a sus labores diarias en  horas de la mañana son de las principales víctimas, si se arriesgan a salir solas.  “Pero hubo gente que hasta celebró esas muertes, uno le pide perdón a Dios pero para que uno de ellos se lleven a una persona decente, mejor que maten diez de ellos”, dijo un morador que pidió reservar su identidad por temor a represalias.
Asegura que se ha hecho algo normal que los vecinos se junten para salir en grupos si es muy temprano para recorrer juntos el tramo que los lleve donde toman un carro público, para poder salvarse de ser asaltado o defenderse en caso de que suceda.
Insisten en que es  muy “reducido” el patrullaje por las vías del sector.
CLAVES
El motoconcho
Quienes trabajan en el área del transporte “de dos ruedas”, claman a las autoridades responsables de dar proteccion al ciudadano que tomen cartas en el asunto, tengan “piedad” con ellos y las demás personas, ya que muchos de ellos han perdido su método de transporte y trabajo por culpa de los ladronzuelos locales.
Gente buena.
Jasmín Sánchez dice que Villas Agrícolas da el aspecto de ser “un barrio de sicarios y maldad” pero lo cierto es que allí viven personas decentes y trabajadoras, que cada dia buscan el sustento de sus familias con trabajo y son los más afectados por esta ola masiva de atracos.