noviembre 28, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Ni en los centros espiritistas aparecen comprobantes y nóminas para sustentar pago de más de RD$879 millones en el Cusep

Las nóminas del Cusep son evidencias claves en el proceso acusatorio en contra de los 12 imputados en la operación 5G

Las nóminas y comprobantes que sustentan los desembolsos de RD $879 millones 2000,032 de pagos de compensaciones militares en el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusepdesaparecieron de los archivos físicos y digitales de la entidad, en un hallazgo más de corrupción hecho por los auditores de la Cámara de Cuentas.

Las nóminas del Cusep son evidencias claves en el proceso acusatorio en contra de los 12 imputados en la operación 5G que dirige la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA).

Según la Investigación Especial de la Cámara de Cuentas de la República (CCRD), las pasadas autoridades de la entidad militar habían sustraído y borrado las diferentes nóminas de la institución correspondiente al periodo de 2012 hasta 2010.

“La falta de información respecto a las nóminas representa una limitación al alcance de nuestra investigación especial, lo cual imposibilitó el análisis de los pagos realizados por este concepto.” Refiere el informe.

Parte de las imputaciones del Ministerio Público en contra del mayor general Adán Cáceres Silvestre y comparsa, están concentradas en el supuesto manejo irregular de recursos destinados a pagos de compensaciones por servicios de seguridad.

Según los investigadores de la CCRD, solo fue posible localizar un reporte digital de la nómina de agosto de 2020, fecha en que salieron las pasadas autoridades de la seguridad del entonces presidente Danilo Medina.

“Asimismo, requerimos a la entidad (el Cusep) los reportes de transferencia netbanking BanReservas, realizada para el pago de las nóminas mensuales, durante el período de la investigación especial, dicha información no fue suministrada, debido a que no pudo localizarse en los archivos de la entidad.”

Los investigadores al no conseguir los documentos con las autoridades de la entidad procedieron a solicitar a la gerencia de BanReservas, las datas de transferencias realizadas por el Cusep, para el pago de las nóminas durante el referido periodo, de la cual el órgano no obtuvo respuesta.

Las nóminas sustraídas contienen los pagos realizados por concepto de compensaciones por servicios de seguridad por un monto de RD $777, 992,194, durante los años auditados.

Asimismo, se registran los pagos por incentivos y escalafón del personal militar, en los que se consumieron RD $18,523,695, según la investigación especial.

Otros gastos consignados en las nóminas desaparecidas corresponden a desembolsos por concepto de bonos por desempeño equivalente a RD $22,430.00.

Durante el periodo auditado el Cuerpo Especializado de Seguridad presidencial pagó a través de las referidas nóminas el monto de RD $49, 497,943, por el sueldo número 13 ( regalía).

Igualmente, las autoridades desembolsaron por concepto de compensación por resultados otros RD $7,048,00 y RD $ RD 3,708,200 al personal igualado, que también están consignados en las nóminas desaparecidas.

La auditoría de la CCRD procuraba obtener información a través de esos documentos; como nombres y cargos de los beneficiados con los desembolsos, y otros detalles que solo sería posible examinando las nóminas.

La investigación señala que el artículo 64 de la Ley 126-01, que crea la Dirección General de Contabilidad Gubernamental, instituye que:

“Toda entidad, funcionario o persona que recaude, reciba, pague o custodie fondos, valores o bienes del Estado, tiene la obligación de rendir cuenta de la administración a su cargo, especificando la documentación soporte de los registros realizados y las condiciones de su archivo”.

Personas que cobraban sin laborar en el Cusep

Los peritos de la Cámara de Cuentas realizaron varias entrevistas a personas que se presentaron a cobrar a la entidad en el mes de agosto, sobre sus funciones en esa institución.

Al menos ocho de las personas entrevistadas y que cobraban salarios de RD $35 mil pesos mensuales, dijeron que no trabajan ni han laborado nunca para la entidad