LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Arcadio Díaz, un ícono de la moda dominicana

La industria de la moda dominicana está triste. La mañana de este sábado partió de este mundo el diseñador Arcadio Díaz, un icono la costura que deja sus huellas no sólo entre lo que competían el oficio con él, sino también entre los que aman verse elegantes con una chacabana o guayabera de sus Díaz.

Para recordar su trayectoria aquí dejamos una entrevista publicada, en el 2015.

Hilvanar el trabajo de un diseñador de moda sin dejar cabos sueltos, es una tarea difícil, y más aún cuando lo realiza un apasionado de lo que hace. Estos lauros son para Arcadio Díaz, un profesional que despierta inspirado en seguir innovando sin importar el tiempo que pase, y trazando líneas para poner en alto el sello que lo identifica.

Esta edición se enaltece en plasmar la trayectoria de este artista del diseño, un amante de su carrera que emprendió el vuelo ensartado el hilo de la creación a los siete años de edad.

Díaz hace un paréntesis para hablar de la satisfacción que le produce el camino trillado en este mercado, en el que ha convertido su nombre en una marca, con la confección de chacabanas.

Ser uno de los diseñadores íconos de Dominicana Moda, por su participación desde su inicio en el 2006, es un mote que se ha ganado por su estabilidad profesional, lealtad y agradecimiento a Sócrates, Mirka y Fidel, quienes les dieron la oportunidad de ser parte de esta familia.

Su intachable trayectoria de años en Venezuela, donde su nombre se convirtió en el sello de las guayaberas, habla por sí sola de la carrera de Díaz, quien no escatima esfuerzos para resaltar y mantener la esencia de esta importante pieza de vestir, caracterizada por un estilo fresco, cómodo y elegante.

Satisfacción
Con emotivas palabras que denotan la satisfacción que siente por ser uno de los primeros en participar en el proyecto de DominicanaModa, Díaz, recuerda cómo llega a incursionar en esta pasarela y dice: “cuando Sócrates Mckinney me llamó para hablarme de la idea, sin pensarlo dos veces acepté, por entender que era algo que hacía falta en el país”.

 “Esta iniciativa no pudo ser más oportuna. Se necesitaba a alguien que se embarcara en este negocio, y quién mejor que Socrátes, un emprendedor que decidió navegar en un barco que hoy, gracias a su empeño y al de todo el equipo, ha sabido zarpar por la ruta del éxito, llevando nuestro sello a pasear por playas internacionales”, valora.

Al resaltar la valentía de Mckinney cuenta que este joven le dio rienda suelta a una idea, quizás sin imaginar la acogida que iba a tener, y hoy gracias a la aceptación de un país que carecía de este tipo de actividades, ha logrado convertirse en el evento más esperado del mundo de la moda.

Hablar del tema le llena de satisfacción, y sin disimular la alegría que le invade su participación de 10 años ininterrumpidos, deja caer elogios hacia Sócrates Mckinney, quien junto a Mirka Morales y a Fidel López ha hecho del proyecto, la casa de los diseñadores dominicanos con un toque de tela internacional, en cada cierre.

“Definitivamente, me considero parte de esta familia, en la que desde mi llegada de Venezuela, donde dejé mi nombre en alto, he encontrado la casa ideal para cada año poder presentar la propuesta que marca la tendencia en el mercado de las gauyaberas”, concluye Díaz.

Propuesta

Se destaca por hacer que la tradición de la guayabera la lleve desde el abuelo hasta el niño más pequeño de la casa.  

Desfile. En esta décima versión Arcadio Díaz busca sorprender al público con la propuesta ‘Tradición’, una colección de alrededor de 30 piezas, la cual presentará a beneficio del Patronato Nacional de Ciegos y del Instituto Dominicano de Cardiología.