diciembre 2, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

PUERTO RICO: Celebran decisión archivar caso contra dominicana

SAN JUAN.- La determinación del Departamento de Justicia de solicitar el archivo del caso criminal iniciado contra Elianni Bello Gelabert por negligencia —luego que, según alegaran las autoridades, dejara a su bebé en el patio frontal de la residencia de su progenitor— le permitirá a la joven concentrarse en su rehabilitación y en la reunificación con su pequeña de tres meses, indicó su abogada María Soledad Sáez.

“Me alegra saber que, finalmente, llegaron a esa conclusión y solicitaron el archivo del caso. Eso permite que el proceso de reunificación fluya más orgánicamente. Ahora lo que procede es que se determine qué asistencia y ayuda necesita para que ella pueda tener a su hija de una manera sana”, afirmó la licenciada, quien representó a Bello Gelabert en esta etapa de los procedimientos.

Tras conocerse los hechos, tanto la licenciada como grupos feministas -entre ellos Proyecto Matria y la Colectiva Feminista en Construcción- exigieron que se retirara el cargo criminal que pesaba contra la joven inmigrante dominicana y, aunque el pasado jueves la fiscal Frances Ortiz confirmó a El Nuevo Día que evaluaban esta posibilidad, no fue hasta esta tarde que Justicia solicitó el archivo del caso, horas después que el gobernador Pedro Pierluisi hiciera el mismo reclamo.

“Mi norma es no intervenir en casos en curso, en investigaciones en curso, pero tengo que decir -a base de los reportajes que he visto en los medios- que en este caso el Departamento de Justicia debe desistir de los cargos que radicaron. Que aquí lo que hay que hacer es darle apoyo a esa dama, a la imputada. Hay que asegurarnos también que se le exija responsabilidad al padre del bebé”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Horas después de estas expresiones, el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, informaba a través de un comunicado de prensa que, tras evaluar la totalidad de la información obtenida con posterioridad a la radicación del caso y las circunstancias particulares de Bello Gelabert, entendieron que la decisión más “justa” era detener el proceso penal y que el caso se atendiera a nivel interagencial. “Nuestra misión es hacer justicia y para ello no se puede ignorar el aspecto social y todo lo que afecta a una persona”, señaló.

En medio de todo, Bello Gelabert estaba también en proceso de ser desahuciada de la residencia donde vivía alquilada, luego que la casera entablara una demanda en su contra. La sentencia de desalojo emitida por el tribunal establecía que el Departamento de la Familia y el Departamento de la Vivienda debían brindarles los servicios indicados y velar por su seguridad emocional y física.

Para la licenciada Sáez, las expresiones del gobernador y el interés “apabullante” que ha habido en el manejo del caso fueron elementos fundamentales para que finalmente se procediera con la desestimación de los cargos. “Es un caso que ha servido para educarnos… Espero que de ahora en adelante podamos sentarnos a analizar estas situaciones de otra manera, que las asistencias existan, que no nos conformemos con protocolos escritos que, a la hora de la verdad, no existen, que no haya esta fragmentación entre las agencias”, subrayó Sáez.

Zoán Dávila, portavoz de la Colectiva Feminista en Construcción, sostuvo que la decisión de Justicia era la única manera de hacerle “algún tipo de justicia a Elianni”.

“Obviamente, la experiencia y el haber pasado por esta situación va a dejar unas marcas. No es una justicia perfecta, pero era lo que correspondía… que ella pueda ahora concentrar sus esfuerzos en recuperar a su niña”, afirmó.

Desde que transcendió la información, la organización fue vocal al exigir la desestimación de los cargos y reveló que Bello Gelabert enfrentaba un proceso de desahucio. “En la medida que fuimos sacando información del caso, quedaba en evidencia lo injusto del proceder de Justicia y de otra agencias. No creo que había otra cosa que pedir u otra opinión que tener”, subrayó Dávila.

Señaló que, igualmente, quedaron al descubierto las “grandes fallas” que tuvo el sistema en medio de un estado de emergencia por violencia de género, sobre todo cuando ese mandato contempla una serie de programas y ayudas para mujeres sobrevivientes.

Dávila cuestionó, además, el hecho de que, a pesar de los adiestramientos que han recibido los y las fiscales asignados a las salas especializadas de violencia doméstica, aún se sigan manejando casos con “una falta de sensibilidad increíble”.

“No solamente no investigaron, aun luego de conocer la información, sino que se han tardado días en tomar esta decisión”, aseveró.

En el caso por la custodia de la menor de tres meses, el cual es confidencial, Bello Gelabert estará asistida por Oficina Legal de la Comunidad de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, indicó Sáez.