septiembre 29, 2022

LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Movimiento social de Boca Chica repudia violencia contra infraestructura gas natural y trabajadores

ANDRÉS, Boca Chica. – Organizaciones sociales y comunitarias de este municipio condenaron las manifestaciones «de violencia de activistas sindicales que plantean demandas laborales ilegales» contra la firma contratista coreana POSCO, que construye un tanque para almacenamiento de gas natural con una inversión de US$250 millones de parte de la empresa Energía Natural Dominicana (Enadom).

Luis Pimentel, presidente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Sin Fines de Lucro (COOREFIL), Ruperto Reyes, miembro del Patronato Pro Desarrollo de Brisas (PAPOBRISAS) y Nicolás De la Rosa, de la Federación Sindical del Este (FROSE) se pronunciaron contra «los actos vandálicos» que ponen en riesgo la vida trabajadores de la obra y que obstruyen los trabajos en la infraestructura.

Los dirigentes comunitarios ofrecieron una rueda de prensa, respaldada por las directivas de las organizaciones sociales, religiosas y comunitarias de este municipio, para condenar los ataques al personal y a la citada obra, hechos que afectan la imagen de Boca Chica y la confianza de quienes se interesen en invertir en la zona.

Condenaron lo que, a su juicio, es una extorsión contra los inversionistas exigiendo cuotas de empleos y de beneficios fuera de la ley, además de tratar de paralizar la construcción de la obra ejerciendo presiones desde un supuesto sindicato ajeno a las labores de la infraestructura.

“Queremos dejar bien claro que  tanto la generadora AES Andrés, como la empresa Energía Natural Dominicana (ENADOM), han contribuido de manera significativa con el pueblo de Andrés, Boca Chica, invirtiendo en más de 25 obras comunitarias que benefician a sus munícipes. Y eso hay que reconocerlo”, declararon las organizaciones en un documento conjunto.

Afirmaron que en más de cincuenta años ninguna empresa nacional ni extranjera había aportado tanto al desarrollo de esta comunidad, con obras sociales como son la construcción de canchas, dispensarios médicos, acueductos, aceras y contenes, iluminación de calles, entre otras obras que elevan la calidad de vida de los munícipes.

La reacción de los comunitarios surge luego que desaprensivos han desatado una ola de violencia atentando contra la vida de cuarenta personas que iban un autobús que laboran en la construcción del nuevo tanque de almacenamiento.

Asimismo, atacaron el pasado viernes un convoy que escoltaba trabajadores pegando, incluso una piedra a uno de los agentes y al día siguiente apedrearon otro autobús cuando se dirigía repleto de trabajadores al proyecto, provocando que se devolviera.

El autobús que transportaba a los empleados de los subcontratistas de la firma coreana POSCO, que construye la obra, fue atacado a pedradas el pasado lunes 4 de abril, poniendo en peligro a sus 40 ocupantes que se salvaron milagrosamente de la agresión lanzándose al piso de la unidad y cubriendo sus cabezas con los asientos.