LA VOZ NOTICIOSA

INICIADO EL 18 DE ABRIL DEL 2018

Valérie Pécresse, la «dama de hierro» de la derecha moderada

La candidata del partido conservador Los Republicanos se considera una mujer fuerte, preparada para el liderazgo. Con un carácter que combina la resiliencia de Margaret Thatcher con la búsqueda de consenso de Angela Merkel. De hecho, Valérie Pécresse (Neuilly-sur-Seine, 1967) se ve a sí misma como la tercera «dama de Hierro» que ha dado Europa.

Con un perfil moderado dentro de la derecha francesa, la presidenta de la región de París aspiraba a conquistar tanto a los votantes de Emmanuel Macron como a los del ultra Éric Zemmour para convertirse en la primera mujer en ocupar el Elíseo. De hecho, en febrero era considerada como la favorita de la derecha para enfrentarse al actual mandatario. Sin embargo, en la recta final de la campaña por la Presidencia, sus opciones se han ido ‘fundiendo’ hasta ocupar la quinta posición en las encuestas.

Pécresse, de 54 años, casada y con tres hijos, promete firmeza. Pero su programa ha quedado diluido entre los candidatos más extremistas y la moderación de la que hace gala desde el centro-derecha. «La violencia ha estallado en estos cinco años. Seré la presidenta que finalmente ponga orden. Mi quinquenio será de cero impunidad para maleantes y delincuentes», prometía la semana pasada. Para ser más gráfica, dijo que sacaría «la Kärcher del sótano» para «limpiar los barrios» de delincuentes.

El símil de la famosa limpiadora a presión alemana no es suyo, sino de Nicolas Sarkozy. Pécresse fue ministra de su Gobierno en dos ocasiones, entre 2007 y 2012, y ha lanzado guiños durante toda la campaña al ex mandatario galo, esperando un apoyo que no ha terminado por llegar. Quizá por el hecho de que la candidata de Los Republicanos haya defendido la decisión tomada en 2015 por Francois Hollande, en respuesta a la invasión de Crimea, de anular el acuerdo firmado bajo el Gobierno Sarkozy de venta de portahelicópteros franceses a Moscú.Más en El Mundo

Pécresse inició su carrera política de la mano de otro ex presidente, Jacques Chirac, para quien trabajó como asesora en 1998. Después fue diputada, ministra y en 2015 elegida presidenta de la región parisina Ile de France. En 2019 deja Los Republicanos para fundar su propio movimiento, ¡Libres!, incómoda con el giro a la derecha del presidente Laurent Wauquiez. Sin embargo, en octubre anuncia su regreso a Los Republicanos para «jugar en equipo» y ser su candidata, logrando en segunda vuelta de las primarias el 60,95% de los votos frente al 39% de su rival Eric Ciotti.

Criticada por presentar un programa muy similar al de Macron y por su falta de propuestas, Pécresse ha endurecido durante la campaña su discurso sobre la inmigración y el islam. Un recurso para tratar de hacer frente a la extrema derecha de Le Pen o el polémico Zemmour, que se ha declarado el único representante de derechas en el país y considera a Pécresse «una centrista que ya está preparada para votar a Macron». Bajo su eventual Presidencia se cerrarán mezquitas en caso de discurso «hostil hacia Francia», la radicalización religiosa será motivo de despido y se limitará el uso del velo a las musulmanas. Su programa electoral promete además medidas como aumentar un 10% los salarios, acabar con la semana laboral de 35 horas y elevar la edad de jubilación de 62 a 65 años.