Rapero muerto durante accidente en McLaren llevaba una carrera musical «de alta velocidad»

SANTO DOMINGO.- La muerte atrapó la mañana de este martes al artista «El Kitah», un joven de 28 años que corría a «alta velocidad» pero para lograr una carrera musical que el mundo conociera.

Murió en un aparatoso accidente mientras iba a su natal Baní manejando un carro McLaren que había comprado hace unos meses.

Cargado de sueños y con esa hambre de la juventud de querer «comerse el mundo» ya había pegado varios temas.

Tenía mucha alegría por la pegada en la actualidad de su sencillo de promoción «Pamela», un tema que cantaba junto a Chimbala y que ya tenía ganado mucho terreno a nivel internacional.

«Yo lo que quiero es que el mundo me conozca, estoy contento con mi carrera, tengo varios temas sonando y veo que voy a llegar lejos», dijo en una entrevista vía teléfono.

Estaba contento, pues desde Puerto Rico ya tenía llamadas para hacer colaboraciones.
«El Kitah» tenía dos hijos y una esposa, vino de Baní a la Capital persiguiendo sus sueños, se mudó con su madre y desde allí empezó a empujar su carrera.

Era un joven de 28 años de edad que lo único que quería era ser conocido en la música para poder ayudar a la familia.

«Al principio no creían en mí, ni la familia, pero luego cuando fui dándome a conocer ya sentí todo el apoyo porque la cosa iba bien», dijo. Su carrera empezó a notarse cuando grabó el sencillo «Me fundí», al lado de Chimbala, y más adelante sonó a «No la vendo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *