Perú aprueba la eliminación de la inmunidad parlamentaria

 LIMA.- El pleno del Congreso de Perú aprobó definitivamente este martes la eliminación de la inmunidad parlamentaria, una prerrogativa que en los últimos años fue vista por gran parte de la ciudadanía como un mecanismo de impunidad para diversos legisladores.

El fin de esta inmunidad obtuvo el respaldo de 103 votos a favor, frente a 14 en contra y una abstención, durante la primera sesión del pleno del Congreso peruano de este año.

Esta fue la segunda votación para sacar adelante esta iniciativa, ya que al tratarse de una reforma que modifica el artículo 93 de la Constitución peruana requería ser aprobada en dos periodos distintos de sesiones del Legislativo.

Entre los catorce votos en contra de la eliminación de la inmunidad parlamentaria hubo once del partido fujimorista Fuerza Popular, formación investigada junto a su líder Keiko Fujimori por presunto lavado de dinero en las anteriores campañas electorales de la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

También votaron en contra otros congresistas que enfrentan investigaciones por presunta corrupción, como el excontralor Edgar Alarcón, y violaciones a los derechos humanos, como el expresidente interino Manuel Merino, imputado por la represión a las masivas manifestaciones que lo obligaron a dimitir como mandatario de transición en noviembre pasado.

CONGRESISTAS EN MANOS DE JUECES

Desde el momento en que esta modificación constitucional sea publicada en el diario oficial, los delitos comunes cometidos por los congresistas durante el ejercicio de su mandato serán competencia de la Corte Suprema de Justicia de Perú.

Aquellos delitos cometidos por los parlamentarios antes del inicio de su labor legislativa estarán a cargo de juzgados penales ordinarios.

Esto implica la eliminación de la comisión parlamentaria de levantamiento de la inmunidad, un grupo que en muchos casos se había vuelto en el blindaje de distintos congresistas en función de las alianzas políticas dentro del hemiciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *