Una sentencia política del tribunal superior electoral obliga al heredero de los ideales de Peña Gómez marchar del PRD

Por: Pedro Morales – Consultor y conferencista en marketing digital

El jueves 23 de mayo de este mismo año el Tribunal Superior Electoral, rechazó la demanda interpuesta por el que hasta ese momento todavía ostentaba el cargo de Secretario General del Partido Revolucionario Dominicano, contra el propio PRD y contra Miguel Vargas Maldonado.

Los argumentos expuestos de manera magistral y claramente probada por el abogado de Peña Guaba, el Dr. Whenshy Medina Sánchez indicaban que Miguel Vargas Maldonado estaba gestionando el PRD como presidente de la organización política cuando a la vista de una sentencia anterior del propio TSE que anulaba la última convención  en la cual fue investido como presidente, razón por la cual el PRD debía regirse por la convención del 2014 lo que significaba dos situaciones:

  1. La Dirección del PRD en pleno estaba cesante desde finales del año 2018, lo que le inhabilitaba de pleno derecho para seguir actuando al frente del partido revolucionario dominicano.
  2. Los estatutos a través de los cuales el PRD debía regirse ante la anulación de la última convención por parte del TSE, que por consiguiente anulaba los cambios estatutarios realizados en esa convención del año 2018, eran lo que estaban vigentes en el año 2014. Estos estatutos rezaban que la elección de la dirección del partido y su candidato presidencial para las elecciones generales debía de realizarse a través de sufragio universal.

El tribunal a pesar de admitir todas las pruebas que Tony Peña Guaba presentó, dio una sentencia en contra, la cual claramente sorprendió a propios y extraños, por lo que se pudo ver en la propia audiencia donde los abogados de la defensa confungían caras entre satisfacción y de sorpresa ya que ante la pruebas presentadas era difícil en buena lid una sentencia como la que se leyó en dicha audiencia.

Tony Peña Guaba abordado por los periodistas a la salida de la sala de audiencia afirmó que fiel a sus palabras no estaba dispuesto a militar en un partido bisagra y renunciaba a seguir en las filas del PRD desde ese mismo momento ya que a todas luces de esa sentencia, que consideraba como sentencia política, Miguel Vargas iba a renovar la alianza PRD/PLD, lo que no tan solo estaba abocando al PRD a ser catalogado de partido bisagra, sino que con toda seguridad lo estaban llevando a convertirse en las próximas elecciones en un partido minoritario, en la misma comparecencia añadió que hizo todo lo posible, todo lo que estaba en sus manos para salvar el PRD, pero no le dejaron.

El siguiente fin de semana a esta sentencia Peña Guaba hacia su primera comparecencia en Puerto Plata tras confirmar en un programa de radio que se iba a incorporar a las filas del PRM, donde fue recibido en calidad de héroe en una juramentación de casi 1000 perredeistas que se incorporaban al PRM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *