Carmen Rodríguez: cuando el arte naif se viste de mujer

Magia, así define Carmen Rodríguez lo que siente en su interior cada vez que toma un pincel para plasmar sobre el lienzo las espontaneidades que dictan su conciencia y su ser.

Y es que Carmen es de las pocas exponentes femeninas que hasta ahora ha repuntado en el mercado de ese género de la plástica dominicana. Tiene su taller en la ciudad de Santiago de los Caballeros, en donde abrió las puertas a Diario Libre para, con su forma amena y gentil, hablar de lo que ha significado en su vida haberse decidido por ese género de la pintura.

Desde niña se había definido por la pintura en sus géneros tradicionales. Sus creaciones eran casi siempre regaladas a amigos y parientes. Ya de adulta, comprendió el llamado de su yo interior, para desinhibirse y romper los esquemas y convertirse en la única mujer exponente del arte naif en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *